Unas ideas básicas cobre Marca Personal

Pese a que abunda en la red la literatura en torno al concepto de marca personal, me he decidido a escribir unas ideas básicas para aquellos que quieran introducirse en este campo, o simplemente quieran ver recopiladas definiciones de personas con conocimiento sobre esta temática. Acerca del concepto de marca personal hay numerosas definiciones, y casi todas coinciden en la idea de que es aquello que transmitimos a los demás. Para mí la marca personal es la huella que dejamos en los demás a partir de nuestras acciones y nuestra actitud.

Las personas proyectamos hacia los demás una imagen a nivel profesional y personal. Esa imagen está construida a base de lenguaje verbal y no verbal, nuestra forma de trabajar, actitud, vestuario, trayectoria profesional, etc.

«Your brand is what people say about you when you’re not in the room»Jeff Bezos, fundador de Amazon.

Uno de los errores habituales es pensar que la marca personal es algo que únicamente corresponde a aquellos que deciden tenerla, como si fuera una opción de unos frikis, cuando en realidad es lo contrario: no se elige ‘tener o no tener’ marca personal, tenerla es algo inherente al ser humano que vive en sociedad. El panadero de nuestro barrio, el fontanero que una vez nos arregló un grifo, nuestros clientes, nuestros profesores del instituto… todos han dejado en nosotros una huella, un recuerdo, que puede ser positivo o negativo, pero que esas personas no pudieron evitar dejar. Del mismo modo nosotros vamos dejando ese recuerdo, esa marca, y lo hacemos como alumnos, como vecinos, como compañeros de trabajo o como profesionales independientes. La huella emocional que dejemos en los demás hará que seamos o no recordados y cómo lo seamos, es decir: cómo les hagamos sentir. Una mala primera impresión es difícil de corregir posteriormente.

marca personal Maquiavelo

Centrándonos en el punto de vista profesional la huella que hayamos dejado será la que nos permita conseguir más clientes, hacer que se acuerden de nosotros cuando requieran los servicios que nosotros prestamos, o ser o no recomendados. De ahí que en un mundo cada vez más competitivo sea preciso destacar sobre el resto de competencia. Para ello es bueno tener una actitud empática y afable, transmitir de manera sencilla y clara a qué nos dedicamos, y cualquier otra acción que nos permita dar una mejor imagen. Queremos que la gente compre, o quiera comprar, y el producto somos nosotros. 

Pensemos que somos una marca comercial, una especie de firma que necesita que los clientes perciban como algo fiable, de calidad, en resumen: aconsejable. Para ello deberíamos aplicar prácticamente los mismos criterios que se aplican a un producto que sale al mercado, es decir, potenciar sus cualidades, señalar aquello que lo diferencia, etc. Eso es precisamente lo que un buen profesional debe hacer para ser percibido por otros como un profesional recomendable, y por tanto, con el que hacer negocios es aconsejable y positivo. 

Aprovecho para recomendar cualquiera de los vídeos en los que Enrique Pérez Ortega desarrolla sus ideas sobre la marca personal, y cómo explica la tendencia del mercado laboral actual y el modelo de contratación, una tendencia que nos lleva a la existencia cada vez más de relaciones profesionales entre autónomos que prestan servicios, y la reducción del modelo tradicional de trabajador contratado por la empresa. Así como la idea de estudiar para buscar un ‘trabajo fijo’ para toda la vida es un concepto anacrónico que ha sido sustituido por el del profesional que busca crecer a lo largo de su vida y por tanto cambiar de trabajo e incluso de dedicación o proyectos es, no sólo habitual, sino positivo. 

La reputación online

Un concepto distinto al de marca personal sería el de la marca personal digital, u online, o reputación online, esto es, la reducción de la idea de marca personal al ámbito de lo digital. En ello tendrá importancia nuestra presencia en las redes sociales, nuestros contenidos, la imagen de nuestros perfiles, etc. Pero no sólo esto, sino que influirá qué enlaces aparecen en Google mencionándonos, qué tipo de información refleja, en qué orden, etc. Por eso es aconsejable que cualquiera de nosotros realice a menudo búsquedas en google de su propio nombre con objeto de visualizar qué enlaces nos recogen. 

  -¿Una marca personal no es necesaria si eres bueno y trabajas duro- Sí lo es, porque muchos otros profesionales también son buenos y también trabajan duro- Alfonso Alcántara (2)
«La marca personal es trabajar bien y permitir que se vea, en ese orden. Si te dedicas a invertir en que se vea antes o en lugar de invertir en trabajar bien, lo que se verá será un autobombo impresentable que terminará por hacerte mucho más mal que bien» Enrique Dans
  -¿Una marca personal no es necesaria si eres bueno y trabajas duro- Sí lo es, porque muchos otros profesionales también son buenos y también trabajan duro- Alfonso Alcántara (1)
«¿Una marca personal no es necesaria si eres bueno y trabajas duro? Sí lo es, porque muchos otros profesionales también son buenos y también trabajan duro» Alfonso Alcántara
  -¿Una marca personal no es necesaria si eres bueno y trabajas duro- Sí lo es, porque muchos otros profesionales también son buenos y también trabajan duro- Alfonso Alcántara (3)
«La Marca Personal no es la venta de uno mismo. Sino todo lo contrario. Se trata de aprender a vender nuestro trabajo para no tener que vendernos nosotros» Enrique Pérez Ortega

Aquí dejo una infografía que recoge parte de lo escrito en este post:

  LA MARCA PERSONAL

Leave a comment